ICONO 2015

ICONO Ediciones Digitales "COVERS de Posicionamiento"

Agustín Carstens… ¿de que país habla este señor?

Agustín Carstens

Agustín Carstens

La entrevista de SS

Más de estos personajes

Más de estos personajes

Publicado el 9 de oct. de 2014 (Hace cinco meses… hoy el peso está cotizado casi a $16.00 por dolar)

¿Cuáles son las razones de que el peso esté bajo presión? En esta segunda parte de la entrevista con Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México, hablará de la situación actual de la economía mexicana. Los Factores son externos… dentro de los países emergentes los eventos geopolíticos…. muchos temas, solo para especialistas… en ICONO lo trajimos a colación ya que estos personajes que de alguna forma tienen que ver con el Principito que nos gobierna, que con avión nuevo cada que lo vuela, la TURBULENCIA EN TODOS LOS NIVELES, reservas, gasto corriente, dispendio y los puntos que este personaje de peso sabemos entiende pero no con la dinámica que un país como México exige por lo que paga.

En ICONO nuestras Comunidades Digitales son claves para el posicionamiento de nuestros clientes de PORTADAS o “COVERS”. Todos y cada uno de ellos han logrado ir conquistando posiciones en la web, a partir de la publicación de pequeños reportajes que permiten enlazar a sus propias web´s y redes sociales con nuestros servicios de publicaciones.  En ICONO Los medios pasan de informar a conectar, van más allá de las fronteras entrelazando sus contenidos con una fusión directa sobre sus audiencias. Hoy la evolución se concentra en temas de conectividad, de intercambio de información dinámicos, clicks, links, redes… todo en imágenes, multimedia de gadget y relaciones interpersonales que dejan atrás las reglas y fronteras tal y como se conocen en los últimos 20 siglos.

Anuncios

2 comentarios el “Agustín Carstens… ¿de que país habla este señor?

  1. Periódico ICONO
    23 marzo, 2015

    Por qué sube el precio del dólar
    Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

    Para los mexicanos el precio del dólar es un tema económico vital. Es un punto de referencia que cuando se mueve está asociado a momentos de dificultad. Desde inicios del año el dólar se ha apreciado hasta llegar a niveles históricos lo que ha despertado las alarmas en los tomadores de decisiones. Por eso vale la pena repasar la situación para encontrar las razones de lo que sucede y posibles escenarios en el futuro inmediato. Para empezar hay que decir que desde enero 23 bancos centrales del mundo han bajado sus tipos de interés lo que ha desatado una verdadera guerra de divisas.

    Lo han hecho para lograr ser competitivos en sus exportaciones. Parece que el pacto para no provocar esta confrontación monetaria entre los países está roto.

    El momento es parecido a lo que sucedió alrededor de 1930 cuando se abandonó el patrón oro para medir el respaldo a las monedas y los Estados Unidos buscó devaluar su moneda para relanzar su economía, lo que provocó una guerra de divisas que ahora parece reeditarse al final de un ciclo de crisis en aquella nación.

    Aunque ahora la competencia se hace por necesidad, como el caso del Banco Central Europeo que ahora tiene una política de expansión cuantitativa, el efecto es el mismo: enorme volatilidad. Los grandes protagonistas en esta tensión son el dólar al que están atadas dos terceras partes de las reservas monetarias del mundo y el euro, que tiene un cuarto de las mismas.

    La Fed y el Banco Central Europeo están jugando en contrasentido. En Estados Unidos se ha puesto fin al programa de expansión y se anuncia una alza en los tipos de interés, en Europa inicia la expansión monetaria y los tipos bajan, el resultado es un fortalecimiento del dólar a tal nivel que especialistas consideran que llegará a .90 por dólar en un año y .80 en dos.

    Las divisas de las naciones emergentes como México han sufrido una baja de valor frente al dólar, agravado por la baja en los precios del petróleo. Rusia, Brasil, Venezuela, Suiza, China han tomado medidas para defender la estabilidad de sus economías. México hizo lo propio: recorte al gasto público, y un tímido aumento a las tasas de interés.

    El euro, El yuan de China, el yen de Japón y otras divisas como el peso mexicano están en sus mínimos históricos frente al dólar y todo apunta a que el ciclo apenas comienza. En el fondo cada país defiende la competitividad mediante medidas que pueden ser muy dolorosas y que generan una enorme especulación.

    Pero en este entorno México tiene una ventaja: el crecimiento de la economía de Estados Unidos nos debe impulsar mediante las exportaciones y los niveles de depreciación pueden incluso ayudar al crecimiento. El riesgo está en la inflación que produce un tipo de cambio elevado como ha sucedido en Rusia, Venezuela y Brasil, en donde al elevarse los tipos de interés se produce una parada en el crecimiento económico.

    Como nunca antes tenemos que apostar por el crecimiento del mercado interno y en el mercado abierto que nos permita centrarnos en el objetivo de crecer. El resto del año seguramente estará lleno de volatilidad e incertidumbre y los grandes jugadores habrán de tomar posiciones en un mundo en el que se ha desatado una guerra de divisas que cambia las relaciones de valor y de poder.

    Me gusta

  2. Periódico ICONO
    23 marzo, 2015

    Dólar a 15.8
    Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

    La turbulencia financiera que se ha desatado en las últimas semanas ha elevado el precio del dólar a niveles sin precedente. Vale la pena reflexionar respecto a las causas que han producido este efecto y sus posibles consecuencias. En primer lugar, hay que anotar entre los generadores del hecho a la baja en la cotización del precio del barril de petróleo por más de 45% en sólo unas cuantas semanas. La fortaleza económica de los Estados Unidos, que permite ver en el horizonte de los próximos meses un aumento a las tasas de interés, lo que predispone al flujo de capitales hacia nuestro vecino del Norte. La depreciación del euro y el yen frente al dólar genera también presiones respecto de las monedas de las naciones emergentes como México.

    Como producto de esta realidad, el Gobierno de México decidió recortar de forma contundente el Presupuesto de Egresos de la Federación, en un acto de congruencia y responsabilidad financiera. En palabras llanas estamos recibiendo menos ingresos y hay que recortar el gasto. Y esto no parece que vaya a cambiar si no echamos a andar medidas que generen productividad real a las empresas y las personas.

    Las causas son externas pero las consecuencias se pueden hacer sentir de forma importante en el ámbito interno. En primer lugar, el efecto inflacionario, es decir, que aumenten los precios en pesos de productos que se consumen aquí y se pagan en pesos.

    Este incremento se comienza a notar en los insumos importados que se encarecen en automático reduciendo la capacidad de compra. Si el dólar sigue su racha alcista, será muy difícil cumplir con las metas de inflación para final del año.

    Por otra parte, para el turismo la nueva cotización favorece la llegada de visitantes del exterior, como para las exportaciones les genera una ventaja competitiva momentánea. Parece un contrasentido, pero la realidad es que si los Estados Unidos se fortalecen y generan mucha más riqueza y actividad económica a México le favorece porque hoy por hoy somos su segundo socio comercial.

    Esto significa que puede haber una llegada mayor de recursos de las exportaciones y el turismo mientras se opera una disminución de la capacidad de consumo del mercado interno.

    Por otra parte, una baja sostenida de precios del petróleo puede postergar el inicio de proyectos de inversión en la industria petrolera. El impacto por regiones y cadenas de producción es contrastante, por ejemplo, un dólar bajo favorece las regiones turísticas como la Riviera Maya, y al mismo tiempo impactar negativamente en la franja fronteriza, en donde además del aumento al IVA ahora se encarecen las mercancías de importación. Más actividad en las zonas industriales del Centro del país y una reducción a las actividades relacionadas con la agricultura y ganadería que viven del consumo interno que se ve mermado por la capacidad de compra.

    Mientras la franja en que oscile el dólar se mantenga en el tope de 15.8 la situación puede ser manejable por los equilibrios que pueden resultar al final, pero si las variaciones son mayores puede producirse un desequilibrio que genere inflación y reduzca el crecimiento.

    En las próximas semanas sabremos si se trata de un evento o de un nuevo piso al precio de la divisa de los Estados Unidos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: